Ir al contenido principal

CONOCIENDO MI PROPÓSITO




¿Qué es un propósito?

El propósito es un término concreto que refleja lo que tú anhelas ser, hacer y compartir con los demás. Es tener una razón para hacer algo. En otras palabras un propósito es la fuerza inspiracional que te guía y motiva a descubrir cuáles son tus sueños y metas.
Aquellos que no tienen un propósito en la vida, podrán alcanzar sus metas pero estas no tendrán valor ni fundamento. Serán simplemente deseos cumplidos; albergaras un sentido de vacío existencial… es hacer por hacer… Es triste pero muchas personas viven el día a día creando sueños y alcanzando metas, siendo “ratones” en una madriguera circular, persiguiendo “metas” que en realidad son el tiempo de su vida consumido en angustia.  Muchos no saben cómo, porqué y para qué hacen lo que hacen. En otras palabras sobreviven o viven por vivir. Comen por hambre, duermen por cansancio, tienen sexo por deseo (no hacen el amor) y viven porque esa fue la ley que les tocó. ¡Dios mío, qué triste seguir viviendo así!  Tan desconectados de la conciencia. 
Ahora bien, mi propósito o mi misión en la vida, tiene su origen en la visión que tienes tanto de ti mismo, como del entorno. Es por eso que para tener clara nuestra misión, debemos tener claro quiénes somos (visión). ¿Qué nos gusta, en qué nos desempeñamos mejor y sobretodo, qué es lo que nos lleva a realizarnos, o mejor dicho a lograr nuestra auto-realización? Si todavía no tenemos muy claro quiénes somos, cómo somos o lo que queremos, ha llegado el momento de reflexionar. Osea, de ver para adentro y luego actuar, es un movimiento entre visión y misión.
Entonces, comprender tu misión en la vida (eso que viniste a hacer), también te permitirá una existencia mucho más plena, dedicada, en concordancia con esa meta que el destino, Dios o el universo han asignado para ti. Todos tenemos una habilidad especial. Por lo que una de las maneras de saber tu misión en la vida está en conocerte, en saber qué es eso que disfrutas tanto de hacer, en lo que eres excepcional.

Ahora bien ¿Por qué las pruebas pueden contribuir a descubrir mi propósito? Si recuerdas el programa anterior, hablamos de que las pruebas van a hacerte crecer. Cuando logras rendirte espiritualmente ante las embestidas que las pruebas te dan, es entonces cuando obtienes mayor beneficio espiritual. Y a rendirte no me refiero a dejarse vencer si no a luchar con coraje y ser maleable (flexible, con actitud positiva). A dar todo de ti para sortear esa prueba y lograr tú propósito. Mira que simple es la ciencia en este sentido: Si tensas un objeto de plástico, digamos una varilla plástica llega un momento en que se llega a quebrar. Una varilla de acero es imposible de doblar, pero si te diera una de hule ¿Qué crees que suceda? Exacto, sede. Eso es lo que pasa con tu espíritu; cuando el espíritu cede, deja atrás el orgullo y la frustración para  aceptar la prueba estás siendo maleable y así facilitas más las cosas, porque no solo pasas la prueba más rápido sino porque aprendes y descubres tu propósito o lección.
Y como me encanta hablar desde mi propia experiencia, en la entrada sobre las pruebas, hablé de cómo estas me hicieron la persona que soy hoy. Siempre tuve tendré pruebas, como todo ser humano, pero de las pruebas son claves. Ellas despertaron mi conciencia. Durante los años anteriores, cuando vivía pruebas, viví desesperada. Reclamaba a la vida y a Dios, ¿Por qué me mandaba tantas pruebas? Si yo no había hecho nada malo, pero cuando me rendí y abracé esa conciencia, fue cuando descubrí mi propósito. Y ese era convertirme en guía, primero fui guía u orientadora existencial, cosa que sigo haciendo hoy día, y luego me decanté por convertirme en psicoterapeuta. Mi misión es ayudar a los demás, guiarles hasta que mediante la conciencia puedan no solo descubrir su potencial, sino también sanar.
Ahora bien,

¿Cómo logro mi propósito?

Es difícil darte una receta para que logres alcanzar tu propósito, porque yo no habito en tu ser, no he vivido lo que tú has vivido y lo que vas a vivir, pero sí puedo darte una pequeña luz. Si lograste descubrir el “Para qué” de las pruebas de tu vida, serás capaz de descubrir tu propósito en la vida sin mucho esfuerzo.
 Piensa nada más: ¿Qué quieres ofrecer al mundo antes de morir, qué quieres compartir, qué te gustaría hacer por los demás? Con ello serás capaz de desarrollar tu propósito al máximo y lo más importante es que una vez que lleves a cabo tu propósito, tu espíritu se llenará de alegría y de paz infinita. Te sentirás feliz, lleno y realizado. Podrás entonces experimentar el amor.

Porque: 
“Vivir no es ir por la vida como un alma más, es ser un alma diferente entre todas las demás. Es poder decir que has hecho algo bueno, que has dejado la timidez, el orgullo y el dolor de medio lado. Es mudar tu traje de prisionero, por uno de misionero”  MSV

Mariela Saravia, todos los derechos reservados, 2017 copyright.LotoAzul

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA CONCIENCIA DE ¿QUIÉN ERES?

El titulo puede sonar como a una entrada para adolescentes en busca de su propia identidad, y es que como seres humanos dado el ambiente en que nos desarrollamos, no importa la edad que tengamos, nuestra identidad nunca queda fijada de manera completa. ¿Por qué? Porque la sociedad y la religión (que conste, no estoy hablando mal de ninguna, solo a nivel general) nos obligan a llenarnos de etiquetas para tener un lugar como personas en una sociedad prejuiciosa, de máscaras para ser aceptados o soportar ofensas, y las capas de la cebolla van incrementando, convirtiendo nuestra esencia y verdadero yo “self” en una coraza fuertemente armada. Osho, que me encanta, lo expresa muy bien en sus libros cuando nos da a entender que somos libres desde que nacemos, pero la sociedad nos vuelve robots. Es decir, nos duerme, nos roba la conciencia. Esa libertad para elegir y ser nosotros mismos; porque ser así es mal visto. Socialmente es ser ‘rebelde’.

Parece fácil responder a una pregunta tan corrie…

LA ESENCIA DE CADA INSTRUMENTO

Hoy he decidido escribir un poco sobre la musicoterapia. Como su palabra bien lo dice, hacemos uso de la música, ya sea que el paciente escuche una melodía o en su defecto que la cree con instrumentos. Pero... no cualquier instrumento ni en cualquier momento. Usamos aquellos que deseamos evoquen una emoción reprimida, también para despertar el autoconocimiento y la toma de consciencia. Sin embargo muchas veces es beneficioso también, exagerar una emoción que ya esta presente para que el individuo la pueda liberar. Por ejemplo: la persona se siente decaída... primero es menester indagar mediante el dialogo que es lo que le hace sentir así... de ello vamos a elegir el instrumento, ya sea para exagerar su tristeza y llevarlo al llanto (en caso que se reprima dicha liberación) o bien, hacemos uso de instrumentos que evoquen el aumento de energía para llevarle a un estado de plena alegría.
Aquí describo los tipos de instrumentos que existen: cuerdas, percusión, viento y teclado. Vas a notar…

DUELO EMOCIONAL Y ACEPTACION

La palabra duelo erronemente siempre se ha relacionado con la muerte, pero déjame decirte que es muy amplia y puede tanto aplicarse al devenir de la muerte como a cualquier otra situación personal, grupal o cotidiana que provoque dolor y desesperanza, o bien que lleve a la persona a sufrir una crisis desde lo inconsciente o latente de su conciencia.