Ir al contenido principal

EL AMOR: parte 2



“Donde hay amor hay protección!” esta afirmación puede sonar a exigencia o a cliché, pero es una de las nóminas del amor. Protección es igual a cuidado, a atención.
La protección surge desde adentro, por un deseo de dar a otro; es un impulso vital que forma parte de nuestra naturaleza afectiva y humana. El opuesto a la protección, vamos a denominarlo como: contención (retener, sostener) y en este plano forma parte de: celos, control, manipulación.




Cuando somos víctimas de algún tipo de abuso, nos sentimos ultrajados. Es decir que nuestra existencia sufre un punto de quiebre, nuestra autoestima se fragmenta y puede que nos sintamos en deuda con los demás. Y en el caso de aquellas personas sumisas, que son y siguen siendo víctimas de abuso doméstico, pueden sentir que necesitan recompensar a su –figura de poder- es decir abusador, por los cuidados que estos le otorgan. Léase que cuidados aquí no es protección, sino manipulación, control y celos. Pero es tanta la debilidad de la víctima y su carencia afectiva, que estamos ante una persona con inclinación a la dependencia y hará lo que sea para no perder su fuente de sostén. Aun cuando esta le esté infringiendo daño. Mismo que puede tomar como un favor… también está la otra línea de los dependientes emocionales, que buscan el rescate de una pareja. Nuevamente volvemos al tema de programas anteriores, donde buscan que los completen. Cuando verdaderamente la pareja es compenetración; compartir. Es tener la conciencia de caminar paralelos, juntos pero no revueltos. Estar en pareja es estar con el otro, pero no formar parte del otro porque cada uno es individual. Esta capacidad de lograr caminar de manera paralela, diluye la tensión en la relación, las exigencias y las ilusiones o expectativas, que no son otra cosa que espejismos… al caminar paralelamente, cada uno se sostiene en sus propios pies, pueden apoyarse mutuamente pero no ser la base del otro. De ser así, cuando la pareja decida tomar un rumbo diferente, aquel o aquella que se puso como base, va a colapsar; tanto su mundo interno como su vida. Va a perder el sentido de todo, el gusto por todo y se va a sentir miserable. Incluso puede que deje de creer en el amor, porque le percibe como traicionero, embustero, malvado y capaz de solo provocar heridas. Cuando en realidad el amor no provoca heridas, sino que las sana. Son los ‘amantes’ los que se provocan heridas por las expectativas que ponen a la relación, como a los otros… ven a su pareja como desean que esta sea. Vuelcan sus espejismos (necesidades, vacíos, carencias, miedos y control) pero que pasa cuando ese espejismo se disuelve y sale la persona tal y cómo es?, es cuando se cae en la queja “ya no es la misma persona que yo conocí, ahora cambio” lo que ha cambiado es la forma en la que le veías, como querías y necesitabas que fuera.

El amor es diversidad, es igualdad, es paralelismo… pero también es complementación, integración, comunicación y sobretodo aceptación.
El aceptar y amar de manera incondicional no es soportar malos tratos ni infelicidades; es aceptar al otro tal y como es. Viéndolo como una totalidad, no como ese estereotipo del cual la sociedad nos habla, o como esa figura que idealizamos cuando niños o adolescentes. El amor es uno solo y una sola es manera de expresarlo: con libertad y sinceridad. Donde hay miedo hay heridas. Donde hay vacíos hay exigencias. Pero donde hay libertad, hay suelo fértil para amar.  

Mariela Saravia, lotoazul.copyright2017

Comentarios

Entradas populares de este blog

IDEOLOGÍA DEL GÉNERO: SER O NO SER

Siempre he dicho que la sociedad y la religión van de la mano, una alimenta a la otra y entre ambas está la potencia reina de todas: la política. Ahora bien, juguemos con las dos fuerzas equidistantes, la sociedad y la religión… como el ser humano, la sociedad se actualiza, se globaliza y la persona en su lugar evoluciona (esto claro, en la mayoría de los casos, pues hay personas y sociedades que aún siguen en pañales). La cuestión aquí es definir este término que con toda razón genera conflictos. Uno porque la sociedad tira a un lado escudándose en los derechos humanos y la religión con sus diversas ideologías y dogmas tira al otro (matrimonio solo entre hombre y mujer- pene-vagina). La palabra ideología, es algo que se instaura en la mente social y grupal, y que luego se convierte en una fuerza por creer fervientemente. Ideología podríamos definirla como un tipo de introyecto grupal, un arquetipo con mucha fuerza (algo que nos siembran por la fuerza). El género se utiliza para clasi…

LA CONCIENCIA DE ¿QUIÉN ERES?

El titulo puede sonar como a una entrada para adolescentes en busca de su propia identidad, y es que como seres humanos dado el ambiente en que nos desarrollamos, no importa la edad que tengamos, nuestra identidad nunca queda fijada de manera completa. ¿Por qué? Porque la sociedad y la religión (que conste, no estoy hablando mal de ninguna, solo a nivel general) nos obligan a llenarnos de etiquetas para tener un lugar como personas en una sociedad prejuiciosa, de máscaras para ser aceptados o soportar ofensas, y las capas de la cebolla van incrementando, convirtiendo nuestra esencia y verdadero yo “self” en una coraza fuertemente armada. Osho, que me encanta, lo expresa muy bien en sus libros cuando nos da a entender que somos libres desde que nacemos, pero la sociedad nos vuelve robots. Es decir, nos duerme, nos roba la conciencia. Esa libertad para elegir y ser nosotros mismos; porque ser así es mal visto. Socialmente es ser ‘rebelde’.

Parece fácil responder a una pregunta tan corrie…

LA ESENCIA DE CADA INSTRUMENTO

Hoy he decidido escribir un poco sobre la musicoterapia. Como su palabra bien lo dice, hacemos uso de la música, ya sea que el paciente escuche una melodía o en su defecto que la cree con instrumentos. Pero... no cualquier instrumento ni en cualquier momento. Usamos aquellos que deseamos evoquen una emoción reprimida, también para despertar el autoconocimiento y la toma de consciencia. Sin embargo muchas veces es beneficioso también, exagerar una emoción que ya esta presente para que el individuo la pueda liberar. Por ejemplo: la persona se siente decaída... primero es menester indagar mediante el dialogo que es lo que le hace sentir así... de ello vamos a elegir el instrumento, ya sea para exagerar su tristeza y llevarlo al llanto (en caso que se reprima dicha liberación) o bien, hacemos uso de instrumentos que evoquen el aumento de energía para llevarle a un estado de plena alegría.
Aquí describo los tipos de instrumentos que existen: cuerdas, percusión, viento y teclado. Vas a notar…